Cómo contrarrestar los efectos secundarios de los antibióticos

Antibióticos

Uno de los posibles efectos secundarios de los antibióticos es la llamada disbiosis intestinal: las levaduras crecen sin control en grandes colonias. Se trata de un desequilibrio en la concentración de bacterias intestinales que puede debilitar el sistema inmunológico y contribuir al desarrollo o empeoramiento de muchos trastornos o enfermedades crónicas y/o degenerativas.

Algunos estudios realizados al respecto reflejan que las dietas prebióticas (ricas en fibra) y probióticas (basadas en lácteos y leches fermentadas) favorecen el crecimiento de las bacterias intestinales beneficiosas. Por el contrario, las dietas que son hiperproteicas pueden aumentar la producción de sustancias nocivas (amoníaco, aminas,…) por parte de las bacterias intestinales.

Las dietas que son bajas en fibra o ricas en azúcares simples (mermeladas, zumos y refrescos) favorecen la disbiosis intestinal al aumentar la actividad de bacterias intestinales patógenas, secretoras de tóxicos.

Por eso, seguir una serie de recomendaciones después de tomar antibióticos puede ayudarnos a mejorar esta situación.

  • Dejar de fumar y de beber.
  • No tomar chocolates, dulces o alimentos que contentan almidón.
  • No consumir alimentos grasos, picantes, o café.
  • No tomar zumo de naranja.
  • No consumir mermelada.
  • No beber refrescos como Coca Cola, Fanta, etc.
  • Aumentar el consumo de agua.
  • Hacer ejercicio.

Deja un comentario

  1. Contrarrestar los efectos secundarios tambien ayuda a que no tengamos algunos desequilibrios físicos, a veces el cuerpo se manifiesta de una determinada manera.

    Si los sintomas persisten, lo mejor es ir a un medico.

  2. Pingback: Cómo contrarrestar los efectos secundarios de los antibióticos | Linea Vital