El micofenolato, en combinación con otros inmunosupresores, puede causar hipogammaglobulinemia y bronquiectasias

cellcept-1

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios alerta sobre el riesgo de hipogammaglobulinemia (concentración baja de todos los anticuerpos en sangre que provoca inmunodeficiencia) y bronquiectasias (dilatación anormal y permanente de bronquios) al administrar micofenolato (mofetilo y sódico) en combinación con otros inmunosupresores.

Según la nota de la AEMPS:

“Tanto el micofenolato mofetilo como el micofenolato sódico son profármacos que tras ser administrados se absorben rápida y completamente transformándose en su forma farmacológica activa, el ácido micofenólico, dotado de potentes efectos citostáticos sobre los linfocitos T y B. En combinación con ciclosporina y corticosteroides, el micofenolato sódico está indicado para la profilaxis del rechazo agudo en pacientes adultos sometidos a trasplante renal alogénico, y el micofenolato mofetilo para la profilaxis del rechazo agudo de este mismo trasplante así como del cardíaco y del hepático.”

La AEMPS ha llegado a esta conclusión a raíz de una revisión llevada a cabo por el Comité europeo para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia (PRAC). El descenso de las inmunoglobulinas incrementa la probabilidad de desarrollar infecciones recurrentes. Además, se asocia con una menor esperanza de vida y un mayor riesgo de sufrir rechazo agudo del trasplante.

“La acción inhibitoria que el micofenolato mofetilo ejerce sobre los linfocitos, se ha postulado como el mecanismo causal de la hipogammaglobulinemia de estos pacientes.”

En España se comercializan varios medicamentos con micofenolato mofetilo: Cellcept®, Myfenax® y numerosos genéricos. Con micofenolato sódico únicamente se comercializa solamente Myfortic®.

La AEMPS redacta algunas recomendaciones para los profesionales sanitarios:

  1. Realizar una determinación de inmunoglobulinas séricas a todos aquellos pacientes en tratamiento con micofenolato (mofetilo o sódico) que desarrollen infecciones recurrentes.
  2. En caso de hipogammaglobulinemia sostenida clínicamente relevante, se deberá considerar la acción clínica más apropiada. En algunos de los casos notificados, la sustitución del micofenolato (mofetilo o sódico) por otro inmunosupresor, dio lugar a la normalización de los niveles de IgG en suero.
  3. Se recomienda llevar a cabo una monitorización lo más precoz posible de aquellos pacientes que desarrollen síntomas pulmonares persistentes como tos y disnea. En algunos de los casos confirmados de bronquiectasias, la sustitución del micofenolato (mofetilo o sódico) por otro inmunosupresor, condujo a una mejora de los síntomas respiratorios de los pacientes.

Deja un comentario