Un nuevo medicamento anticoagulante con muy pocos efectos adversos

Medicamento anticoagulante

La obstrucción de los vasos sanguíneos es uno de los problemas primarios de salud en todo el mundo. Científicos de la Universidad de ITMO, en colaboración con el Hospital Mariinsky de San Petersburgo, han desarrollado un medicamento anticoagulante controlado magnéticamente que puede disolver los coágulos de una forma 4.000 veces más eficaz que los medicamentos a base de enzimas ordinarias.

En situaciones de emergencia causadas por la trombosis, el coágulo tiene que ser destruido dentro de un período muy corto de tiempo -alrededor de 3 a 4,5 horas. Después de eso, los tejidos mueren sin el flujo de sangre. Pero, incluso si el paciente tiene la suerte de poder someterse a la trombólisis, el fármaco trombolítico (una enzima inyectada por vía intravenosa para disolver los coágulos), podrá causarle numerosas complicaciones.

De media, en los países desarrollados la trombólisis se lleva a cabo de manera eficaz en el 15% de los casos. En países como Rusia, de donde procede este estudio, la cifra es mucho menor: de cada cien personas llevadas al hospital, sólo dos pueden beneficiarse significativamente del procedimiento.

Ivan Dudanov, jefe del centro cardiovascular del hospital regional del Mariinsky:

“Ahora estamos utilizando una maza para cascar una nuez. Para disolver un coágulo de sangre que bloquea un vaso de tan sólo 1 a 2 mm de diámetro, los fármacos trombolíticos afectan negativamente a toda la red de vasos sanguíneos. Con el fin de cambiar la situación, se decidió desarrollar un método de administración de fármacos que nos permite reducir considerablemente la dosis y nos aseguramos de que todo el efecto terapéutico se centre en el coágulo “.

Los científicos han producido un material compuesto que puede suministrar enzimas trombolíticas de una manera segura y específica. El nuevo material se compone de un marco de magnetita porosa y moléculas de uroquinasa – una enzima usada con frecuencia en medicina como un agente trombolítico. El material compuesto se puede utilizar para crear recubrimiento trombolítico para los vasos sanguíneos artificiales y soluciones inyectables estables hechas de partículas de tamaño nanométrico que pueden ser fácilmente localizados cerca del coágulo por medio de un campo magnético externo.

El material es potencialmente seguro para los seres humanos, ya que está hecho de componentes que ya tienen permiso para inyección intravenosa. Según el profesor de Dudanov, futuros fármacos basados en el nuevo compuesto podrían ser utilizado no sólo para el tratamiento de la trombosis, sino también para su prevención.  

Aterotrombosis

La aterotrombosis es la causa principal de muerte en el mundo. Los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares son, por lo general, enfermedades agudas (es decir, las complicaciones más graves de la aterosclerosis) y se presentan principalmente como resultado de un bloqueo que impide el flujo de sangre al corazón o al cerebro . Uno de los métodos menos traumáticos y relativamente eficientes para combatir la trombosis es una terapia trombolítica basada en formulaciones enzimáticas. Sin embargo, la degradación rápida en el cuerpo (generalmente 5 a 15 minutos) y la devolución en efectos, tales como la reducción de la presión arterial (en aproximadamente 40% de los casos) y el desarrollo de complicaciones hemorrágicas (en aproximadamente 10% de los casos), incluyendo resultado letal, limita su aplicación. Todos estos aspectos forman la base para el desarrollo de nuevos sistemas trombolíticos con efecto específico y prolongado.

Leer estudio completo en Leach-proof magnetic thrombolytic nanoparticles and coatings of enhanced activity

1 comment for “Un nuevo medicamento anticoagulante con muy pocos efectos adversos

Deja un comentario